Consejos para un buen empaquetado

El exterior de su paquete

  1. Opte por una caja sólida

    El contenido de su paquete debe estar protegido de forma óptima contra golpes y choques. Utilice un embalaje robusto y resistente, por ejemplo, una caja de cartón ondulado. Para objetos de mucho valor, puede utilizar un cartón de calidad superior de doble capa.

  2. Evite los cantos cortantes

    Su paquete no debe mostrar cantos o bordes cortantes, ya que podrían dañar otros paquetes. Evite utilizar embalajes metálicos o de madera.

  3. Para contenido frágil

    Le aconsejamos que coloque la indicación «frágil» en la caja. Aún con esta indicación, debe embalar el paquete de forma resistente y de manera que pueda resistir una caída de 80cm.


Embalaje de artículos de forma regular

  1. Utiliza una caja un poco más grande que el artículo. La caja debe ser lo suficientemente rígida como para soportar la mercancía.
  2. Envuelve el artículo con material acolchado (plástico de burbujas, rafia, bolas, espuma de relleno o papel de periódico en su defecto) antes de meterlo en la caja.
  3. Si quieres enviar más de un objeto en una misma caja, debes envolver cada objeto por separado con el material acolchado y rellenar los huecos que queden vacíos. Así evitarás que se rocen, golpeen o se dañen.
  4. Antes de precintar el paquete, ciérralo y muévelo. Si el artículo se mueve en el interior, añade más material de relleno.
  5. Cierra la tapa de la caja con la cinta y refuerza todas las juntas. Utiliza cinta de embalaje transparente o marrón, cinta de embalaje reforzada o cinta de papel que tenga al menos 5 centímetros de ancho. No utilices cinta de pintor, celo o cordel; no tienen la resistencia suficiente.

Embalaje de artículos de forma irregular

Lo mejor para este tipo de artículos es envolverlos con cartones o con plástico de burbujas varias veces y finalizar el empaquetado siguiendo los pasos anteriormente descritos.